Eb-Baño, muebles de Extrema Calidad con los que se marca la excelencia en muebles de baño

Encuentre el Punto Profesional de asesoramiento sólo en las mejores exposiciones del sector

El diseño de tu baño y su impacto en su ahorro energético

Descubre cómo tu baño puede convertirse en un espacio eficiente y comienza a ahorrar en tus facturas de luz y gas. Conoce cómo ser sostenible.


 

 

Aunque la cocina es el foco principal de consumo energético, el baño también aporta su gasto a las facturas de luz y gas. En este artículo te contamos cómo hacer de tu baño un espacio sostenible y eficiente, al mismo tiempo que reducimos el importe de los recibos.

 

 Contrata las tarifas que más se adapten a tu consumo 

 

No importa que tomes medidas de ahorro energético, que realices reformas para mejorar la eficiencia de tu casa o que instales un sistema de autoconsumo. Si las tarifas que contratas de luz o gas son inadecuadas, lo más probable es que pagues de más por un consumo que no realizas. Para evitar esta situación, es conveniente conocer las necesidades de cada vivienda y examinar las compañías de luz y el mercado energético. Utilizar un comparador de tarifas y elegir un buen precio es útil antes de introducirse en cómo contratar la luz por internet, por teléfono o de forma física. Si se definen las necesidades o hábitos energéticos -por ejemplo, si se quiere una tarifa de discriminación horaria o de precio del kWh estable- será más fácil tanto el proceso de contratar la luz como el de realizar otros cambios.

 

Por otro lado, si nuestro suministro tiene problemas y saltan los plomos continuamente, puede que necesitemos subir la potencia contratada. Para saber esto podemos hacer un cálculo manual de la potencia que necesitamos, usar una calculadora online o contratar a un técnico para asegurarnos de que escogemos bien entre los tramos de potencia eléctrica posibles.

 

 ¿Cómo influye el diseño del baño en el ahorro energético? 

A continuación, te explicamos varias aspectos a tener en cuenta en el baño para reducir el gasto energético de este espacio:

 

  • Ducha en vez de bañera: es cierto que las bañeras son muy bonitas a simple vista, pero las ventajas que presentan las duchas hacen que cada vez se instalen más. Consumen menos agua, ocupan menos espacio y son más accesibles, entre otros beneficios.
  • Luces LED: en el baño también se puede contar con iluminación LED, esta tipología necesite de un 80% menos de energía que las bombillas tradicionales, por lo que gracias a ellas se reduce notablemente la factura eléctrica.
  • Aislamiento térmico: es importante sentirnos cómodos en el baño y la temperatura juega un papel fundamental en este sentido. Por ello, apostar por aislar correctamente este espacio hará que gastemos menos calefacción dentro de él.
  • Stand by: desconectar los aparatos eléctricos que no se usan en el baño terminará con el famoso stand by, ese modo en el que los aparatos siguen consumiendo aunque no se utilicen. Esto ocurre con cepillos eléctricos, secadores o planchas de pelo.

 

Por otro lado, es muy importante reducir nuestro consumo de agua, en la actualidad existen tecnologías que facilitan esta tarea, en este artículo puedes encontrar algunas.

DEJA UNA RESPUESTA